059 - Last.year

Lee hasta abajo una tabla rankeada de teorías de conspiración

El día de 2022—puntual a la cita—llegó la Otra Navidad: cuando Last.fm libera las estadísticas completas de lo que escuchaste el año anterior. La mía mostró, una vez más, 12 meses llenos de pop—en parte, como respuesta a la (incesante) pandemia, y por otro lado, un reflejo fiel de la increíble calidad que hay hoy en día en el género.

Está claro que Spotify Wrapped es mucho más compartible, divertido y social, pero como toda experiencia basada en el ancient Web 2.0, Last.year es algo granular y complejo que se disfruta más en dosis pequeñas y quizá incluso en total soledad—un par de ideas que definen muy bien el tipo de sitio que Last.fm quiere ser.

Y aunque ha arruinado más de una vida, esta red continúa siendo el único lugar en todo el internet donde nuestra personalidad musical puede florecer en su totalidad, sin interrupciones ni pretensiones, a diferencia de los streamers—cuyo único objetivo es vendernos más, y de mejor forma, con base en lo que escuchamos.

Si todavía no tienes perfil en Last.fm, regístrate: somos pocos ahí, pero muy felices; aunque el sitio le pertenece a Warner, son dueños relativamente benévolos. Tu data no enriquece a nadie, y se conecta con Spotify (por medio de un plugin nativo) y a Apple Music con un par de apps. ¡Estás a tiempo de construir tu Last.year 2022!

🔗 Links

Hold on, we’re going home 🏡

⚡️ Si llegaste hasta aquí: (gracias Lorena)

Join the conversation

or to participate.